Como escoger la matera ideal para tu planta.

Actualizado: 16 abr

Caemos en el error de creer que las materas son, únicamente, el contenedor de nuestras plantas. Un fallo habitual que hoy queremos corregir, aprendiendo a descubrir qué nos pueden aportar los distintos tipos de materas cómo podemos sacarle provecho. Y no solo hablamos del bienestar de nuestras plantas sino, además, del componente estético que macetas y cubre macetas tienen y con el que podemos jugar en la decoración de nuestra casa, terraza o jardín.


Pero, más allá de esto, cómo elegir una maceta correctamente pasa por tener en cuenta diferentes factores importantes que van desde su diámetro o forma, hasta el tipo de material con el que está realizada. Porque, más allá de ser «simplemente» un contenedor, una maceta no deja de ser el hogar de una determinada planta y, por ese motivo, es importante que ésta esté cómoda para crecer con salud.


Aunque, a simple vista, nos pueda parecer que el cómo estén hechas las macetas no incide en la vida de nuestra planta ¡nada más lejos de la realidad! Lo cierto es que los materiales de fabricación de las macetas forman parte de las condiciones de vida de una determinada planta, por lo que es importante conocer qué ventajas e inconvenientes presenta cada uno de ellos antes de elegirlas.

You’ll be posting loads of engaging content, so be sure to keep your blog organized with Categories that also allow visitors to explore more of what interests them.


Plástico

Las macetas y maceteros de plástico son, en líneas generales, uno de los contenedores más habituales para plantas. Son, sin duda, las más económicas y evitan la rápida eliminación del riego (por lo que es ideal para plantas que necesitan un grado de humedad alto o el sustrato húmedo de manera constante). El gran riesgo de las macetas de plástico es, sobre todo, si están expuestas al sol: dada la composición de su material, pueden someter a las raíces a una alta temperatura.


Barro

Para evitar esto, lo ideal es apostar por las macetas de barro. Al ser de un material poroso, facilita la eliminación rápida de agua (por lo que es común, para algunas plantas, utilizar un plato bajo ellas para proporcionar un poco más de agua a la planta). Para plantas que necesitan una rápida eliminación de riego, es el material idóneo aunque es cierto que presentan un par de inconvenientes: por un lado, son más frágiles que las de plástico; por otro, hemos de tener cuidado de exponerlas a las heladas (ya que pueden romperse con estos cambios extremos de temperatura).

Similares en cuanto a características pero eliminando el problema de la rápida eliminación de agua, las macetas de barro barnizado son también una apuesta ideal que al presentar menos porosidad nos ayudarán a no tener que estar tan pendientes del riego.

TAMAÑO Y PROFUNDIDAD DE LAS MACETAS, A TENER EN CUENTA SEGÚN LA PLANTA

Otro aspecto importante que tendremos que considerar al elegir macetas para nuestras plantas es el tamaño futuro que éstas puede alcanzar. Algo que no solo nos ayudará a elegirlas correctamente sino, sobre todo, ayudará al desarrollo normal de la planta. Un buen motivo para dejarse asesorar al comprar una planta por especialistas, que podrán orientarnos sobre las dimensiones ideales de la maceta.

Si hablamos de plantas que alcanzan en torno a 50 centímetros de altura, bastará con una maceta de 30 centímetros. Si nuestra planta puede llegar a alcanzar el metro de altura, lo ideal es que planteemos en previsión una maceta en torno a 50 centímetros de diámetro. Para plantas que puedan llegar a los dos metros de altura, habrá que plantearse macetas que superen los 60 centímetros.

TOMADO DE: https://verdecora.es/blog/elegir-maceta-correctamente#:~:text=Si%20hablamos%20de%20plantas%20que,a%2050%20cent%C3%ADmetros%20de%20di%C3%A1metro.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo